Completá el siguiente formulario y dentro de las próximas horas nos comunicaremos con usted para brindarle un turno

Nombre y Apellido (requerido)

Teléfono (requerido)

Médico (requerido)

Motivo (requerido)

x

Para contactarte directamente:

  • TELÉFONO PARA TURNOS +54 9 341 4400239
  • GUARDIA PASIVA 20 A 8 HS +54 9 341 4400239
  • WHATSAPP +54 9 341 6635604

RETINA

¿Qué es la retina?

La retina es una muy delgada estructura que tapiza el interior del ojo a modo de “empapelado”. Su función es la de captar las imágenes, que mediante una serie de complejas reacciones químicas, son transmitidas a través de la vía visual hasta la corteza cerebral occipital (área visual).

Por lo tanto, cuando la retina se encuentra afectada por alguna de las tantas enfermedades que puede padecer, hay compromiso visual, y su gravedad estará acorde con el grado de afectación de la retina.

También es importante aclarar, que la retina tiene diferentes regiones. La mas importante es la llamada macula, que se ubica en la parte central de la retina. Es la que proporciona la visión fina, de detalles, lectura, distinción de colores. El resto de la retina, corresponde a la visión periférica, también conocida como campo visual.

Una gran parte del ojo esta ocupada por un material tipo gelatinoso, llamado humor vítreo, que con el correr de los años se ve sometido a un proceso normal de licuefacción; es decir, de consistencia gelatinosa pasa a consistencia acuosa. Dicho proceso puede estar acelerado por traumatismo, miopía elevada e inflamaciones intraoculares.

Hecha esta breve introducción, podemos interiorizarnos un poco más sobre algunas de las patologías mas frecuentes que afectan a esta importante estructura.

DESPRENDIMIENTO DE RETINA

Esta delgada capa de la hablamos apoya sobre otra capa, llamada Epitelio Pigmentado de la Retina (EPR), compuesta por células que tienen abundante cantidad de pigmento (melanina), lo que da al interior del ojo la característica cámara oscura, muy similar a una cámara fotográfica. La separación de la retina (o neurorretina) del EPR es lo que se denomina Desprendimiento de Retina (DR).

Existen 3 tipos de DR: regmatogeno (rhegma: agujero), traccional y exudativo. Aunque también puede existir una combinación de estos.

El más conocido es el desprendimiento de retina Regmatogeno, y es el que trataremos en esta sección. Se produce por una ruptura en la retina (desgarro o agujero, según la forma), a través de la cual pasa ese liquido (antes gel) y separa la neurorretina del EPR.

Hay varias formas de tratar un desprendimiento de retina. Desde la aplicación de láser cuando el desprendimiento de retina es muy incipiente, pasando por la colocación de una burbuja de gas y láser, hasta la realización de cirugía, que es el método mas frecuentemente utilizado.

De que depende la elección de la modalidad de tratamiento? Del tipo de DR y de la experiencia del cirujano.

TRATAMIENTO

El único tratamiento es la cirugía, existen las siguentes tecnicas:

  • Cerclaje escleral (cirugía extraocular), que es la colocación de un elemento indentador, a modo de “cinturón”, que empuja la pared del ojo hacia adentro para que la neurorretina se ponga en contacto con el EPR a la altura de la ruptura. De esta forma se bloquea la lesión, no habría lugar por donde filtre el liquido y en principio de debería recidivar el DR.
  • Vitrectomia (cirugía intraocular), que consiste en la extracción del humor vítreo (la sustancia gelatinosa) liberarando por dentro la tracción que ejerce sobre la ruptura, y colocación de láser.
  • Combinación, se pueden hacer los 2 procedimientos en el mismo acto quirúrgico

¿Qué pasa si un ojo con DR no recibe tratamiento?

La evolución natural de un DR es a desprenderse por completo la retina, y al cabo de un tiempo, que puede ser variable (algunos meses) deja de percibir luz y puede achicarse, atrofiarse, que es lo que se conoce como Ptisis Bulbi.

¿Con una sola cirugía es seguro que se logra la reaplicación de la retina?

En un porcentaje bastante alto si, pero hay casos en los que hay que reintervenir, y el paciente debe ser conciente de ello.

¿Al operar, es seguro que se logra colocar la retina nuevamente en su lugar y conservar visión?

No, porque a veces aun con varias cirugías, puede que no se logre el objetivo de la reaplicación, y se pierda la visión del ojo. Recordemos que el desprendimiento de retina es una causa de ceguera. En los últimos años, y de la mano de los avances tecnológicos y de las técnicas quirúrgicas, se ha logrado mejorar la tasa de éxito, pero igualmente no es del 100%.